Presentación

La trayectoria internacional del tenor grancanario Alfredo Kraus ha sido siempre un orgullo para su Isla de Gran Canaria y para su ciudad natal de Las Palmas de Gran Canaria. Desde 1956 y hasta 1999, el nombre de Kraus estuvo presente en los mayores teatros de ópera y salas de conciertos, en una extensa discografía que perdura, en cine, radio y televisión. Tras su desaparición, el tenor se convierte en mito, algo que a pocos artistas se les otorga. Para las nuevas generaciones de cantantes que no tuvieron la oportunidad de escucharlo en directo, Alfredo Kraus es una referencia. Y tanto para los profesionales como para sus innumerables seguidores, Kraus está íntimamente identificado con Gran Canaria.

Paralelamente a su actividad artística, Alfredo Kraus desarrolla una intensa actividad didáctica -que comienza con clases magistrales en Madrid, Barcelona, Roma, Perugia o New York- hasta llegar a su propia cátedra en la Escuela de Música Reina Sofía de Madrid. Tras haber vivido en sus inicios las peripecias de todo cantante que comienza, estudiando en Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Valencia y Milán, siempre llevó en él la intención de ayudar a los jóvenes a abrirse paso en la carrera. Es por ello que en 1989 logra plasmar finalmente su propósito con la concreción de un proyecto que anhelaba desde hace tiempo: la creación de un concurso internacional de canto en su Isla de Gran Canaria con sede en su ciudad natal.

El I Concurso Internacional de Canto Alfredo Kraus se celebra en Las Palmas de Gran Canaria en mayo de 1990. Pensado con carácter bienal por entonces -considerando sobre todo el tiempo libre que dejaban las actuaciones de Kraus- le seguirán las ediciones de 1992, 1994, 1996 y 1999, pues la edición de 1998 había sido cancelada por duelo familiar. Estas cinco ediciones fueron posibles gracias al constante apoyo del Excmo. Cabildo de Gran Canaria, que reconocía así la trayectoria de Kraus, su aporte como embajador cultural de la Isla y su intención didáctica y formativa con las nuevas generaciones.

La temprana desaparición de Alfredo Kraus en 1999 cierra un ciclo de alto nivel en la organización del concurso. En los años sucesivos, la Fundación Internacional Alfredo Kraus intenta retomar los postulados iniciales establecidos por el tenor: presencia de jóvenes cantantes, jurado de alto nivel y sede en su ciudad natal. Esta iniciativa logra tomar forma en 2016 y se vio finalmente plasmada en 2017 con la celebración del VI Concurso, gracias al marco institucional y al aporte financiero del Excmo. Cabildo de Gran Canaria, que una vez más rinde así homenaje a su embajador cultural por excelencia.

La Fundación Internacional Alfredo Kraus, custodiando el legado artístico del tenor, ha querido que el nuevo certamen siga los ideales de su fundador. Tras dieciocho años de ausencia, el VI Concurso de 2017 abrió una nueva etapa que persiste en su carácter bianual. El Auditorio Alfredo Kraus, el emblemático edificio que el tenor grancanario inauguró en 1997, se ha convertido en sede de las pruebas semifinales y final. Tal como lo quisiera Kraus, las pruebas preliminares se realizarán cada año en distintas ciudades, además de Las Palmas de Gran Canaria.

Así mismo, y con el fin de resolver cuestiones organizativas del pasado, los tres premios oficiales se contemplan para Ópera y Zarzuela, considerándose que estos géneros son una posibilidad más viable hoy en día para los jóvenes cantantes, muchos de ellos enfrentados por primera vez a una orquesta.

En cuanto a las bases, en esta llamada “segunda etapa” las mismas han sido actualizadas: un nuevo reglamento, conforme a las normas de los concursos internacionales actuales, permite al candidato la inscripción on-line y mantenerse en contacto con la organización en caso de dudas. El listado del repertorio de Ópera y Zarzuela ha sido revisado y completado, ampliándose las obras de Zarzuela, al considerarse que es un género del que Kraus fue un fiel defensor e intérprete. Tal como también aspirara su fundador, el jurado se conforma exclusivamente por directores artísticos de teatros internacionales. La presidencia, que era el puesto de Kraus en el concurso, la asume un cantante de trayectoria internacional.

La Fundación Internacional Alfredo Kraus ha recuperado con el Concurso Internacional de Canto Alfredo Kraus un hito cultural, didáctico y turístico para Gran Canaria. Dando continuidad al certamen, el Excmo. Cabildo de Gran Canaria insufla nueva vida a una de las creaciones más queridas del gran tenor, quien fuera de su Isla el representante artístico más internacional.

 

Rosa KRAUS LEY

Presidenta

Fundación Internacional Alfredo Kraus